El Parlamento autonómico debate la proposición para regular los festejos taurinos

El Parlamento balear debate y vota este lunes la proposición de ley presentada por PSOE, MÉS y Podemos que regula las corridas de toros en Baleares y que prohibirá la muerte del animal en la plaza, así como la entrada de menores de 18 años en los festejos taurinos. La propuesta ha llegado a la Cámara autonómica después de ser modificada para no invadir las competencias estatales y saldrá adelante a pesar de los votos contrarios de PP y Ciudadanos, que consideran que la nueva normativa roza la inconstitucionalidad.

El texto prohíbe la muerte del animal en la plaza o el daño físico y psíquico, que serán sancionables. La nueva ley establece el capote y la muleta como únicos utensilios a utilizar por los profesionales taurinos, prohibiéndose expresamente el uso de “banderillas, rejones, puyas, estoques o espadas” entre otros. A partir de ahora, en cada corrida podrán participar un máximo de tres astados y su intervención será de un máximo de diez minutos. “Una vez transcurrido ese tiempo serán conducidos y retornados a los corrales” establece el texto.

Con la nueva normativa, las corridas sólo se podrán celebrar en las plazas de toros permanentes con ganado que cuente con un mínimo de cuatro años. Los astados tendrán que ser reconocidos por el servicio veterinario y por el presidente de la plaza, que constatarán “el bienestar físico y psíquico del animal”. Tanto los animales como los toreros serán sometidos a controles antidopaje antes de participar en la corrida, mientras que los toros serán sometidos a un nuevo examen al finalizar el espectáculo para comprobar su estado sanitario. “Los toros serán devueltos a la empresa ganadera que los haya proporcionado después de la inspección veterinaria”, reza el texto.

La ley también regula las características de las enfermerías que serán obligatorias en las plazas, así como de las condiciones que tendrán que cumplir las ganaderías durante el transporte de los animales. La normativa también prohíbe la entrada de menores de 18 años a los espectáculos -actualmente era de 16- así como la venta y el consumo de alcohol en el recinto. También quedará prohibido el toreo con caballos, que quedan excluidos de los espectáculos taurinos en Baleares.

1500880861_431681_1500881839_noticia_normal_recorte1

Fuente: EL PAIS.